“No tenemos constancia de nada, si alguien no está de acuerdo que lo denuncie al área de RRHH, bajo mi punto de vista y de los sindicatos está todo legal”, según un sindicalista de UGT en el Ayuntamiento que se negó a identificarse

“No nos dieron copia del contrato, dijeron que lo mandarían, ni me dejaron leerlo antes de firmar. Después nos dijeron donde era el empleo, al llegar allí no sabían que iban a recibir personal ese día”, afirma P.L. Rodríguez, uno de los contratados

Un redactor de esta revista se puso en contacto en dos ocasiones con la sección sindical de UGT del Consistorio, para preguntar por la legalidad de estas prácticas, el sindicalista que atendió no contestó esta cuestión, alegando que no tenía constancia de que eso fuese así, pese a los numerosos testimonios de los seleccionados y se negó a identificarse


14/07/17. Opinión. Los sindicatos dejan desprotegidos a los trabajadores y se desentienden de la práctica del Ayuntamiento que obliga a firmar a los beneficiarios del plan ‘Emplea Joven’ contratos sin leerlos, sin saber el puesto, las funciones a realizar, ni dónde es el trabajo. Como informó EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com AQUÍ en el proceso de selección no se realiza ninguna...

...entrevista personal, y no se les informa hasta que comienzan de lo que van a hacer. “Me sentí desprotegido y humillado por el Ayuntamiento” o “tenía que elegir en ese mismo momento un trabajo del que no sabía nada, percibí que me estaban despojando de mis derechos como desempleado para colgarse una medalla por sacar a gente del paro”, son algunos de los testimonios de las personas que participaron en este oscuro y express proceso de contratación. Esta revista se puso en contacto con la sección sindical de UGT del Ayuntamiento, para corroborar si esta práctica era ilegal y recoger su opinión. Desde el sindicato no contestaron esta pregunta alegando que no tenían constancia de que esto estuviese ocurriendo, y que todo “se había hecho bien” y “legalmente”, y que si alguien consideraba que no “que lo denuncie a Recursos Humanos del Ayuntamiento”. Además de contestar con modos intimidatorios, la persona que atendió al redactor de esta revista acusó a la publicación reiteradamente de querer obtener una respuesta “que no nos iba a dar”. Y se negó reiteradamente a identificarse.


“ME pusieron por delante dos copias de mi contrato que ni si quiera pude leer ni me dieron copia del mismo (a día de hoy desconozco el contenido del contrato, ni tengo copia), sin entrevista ni decirme dónde iba ni nada”, así relata el lector P.L Rodríguez en las redes su experiencia en el proceso de selección del Ayuntamiento para el plan ‘Emplea Joven’. Confirma que continúa sin tener la copia de su contrato y que no supo dónde iría a trabajar hasta que firmó, añadiendo que allí no tenían conocimiento de que recibirían personal esa fecha. Este es el mismo testimonio de otros seleccionados que han participado, algunas aceptando el empleo por necesidad aunque no supieran cuál iba a ser, y otras rechazándolo. Ante esta práctica la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento no tiene nada que decir. “No tenemos constancia de nada, si alguien no está de acuerdo que lo denuncie al área de Recursos Humanos (del Consistorio), bajo mi punto de vista personal y de los sindicatos se ha hecho bien”, afirma un trabajador de esta sección que no ha querido identificarse. Esta revista se puso en contacto para constatar que firmar un contrato sin conocer las funciones ni el puesto podría ser ilegal, UGT lejos de aclarar esta duda respondió de mala forma a la segunda llamada y alegó que no sabían nada y que no habían participado en esas reuniones, ni habían recibido quejas. Quizá los motivos por los que nadie acudió a pedir ayuda a los sindicatos son las opiniones como las que se ven en la imagen del comentario arriba, en la que los usuarios se preguntan: “Y allí la sección sindical ¿qué dice?”, a lo que otro perfil contesta con sorna “Jajaja ¿Valen para algo?” y “CCOO y UGT de veraneo”.

ADEMÁS desde esta sección de UGT, aseguran que bajo el punto de vista de los sindicatos está todo “perfectamente legal” y que si hay quién considere que no “que lo denuncie por las vías legales que tienen”. Esta idea contrasta con la de algunos desempleados afectados: “Rechazar un puesto de hoy en día es difícil, tienes que pasar por el aro de muchas cosas, como que el propio Ayuntamiento de tu ciudad te ofrezca un trabajo y no te de información básica, por culpa de la crisis estamos perdiendo nuestros derechos, nos están silenciando”.

PESE a que la labor de los sindicatos es la de actuar de control en las cuestiones laborales, no tenían constancia de esta práctica que el Ayuntamiento está llevando a cabo, aunque las versiones de los múltiples testigos que fueron seleccionados lo confirman. Ni entrevistas personales, ni información referente al puesto. “No supe hasta dos días después de entrar que labor iba a realizar, además no estoy haciendo el trabajo acorde con mi formación universitaria” explica I.J, uno de los contratados que da sus iniciales. Ysabel Torralbo concejala de Málaga Ahora expone que “es cierto que hay gente molesta, ha habido cierta indefinición y el catálogo de puestos de trabajo debería haber estado disponible antes, con la definición de las funciones claras. Hubiese mejorado el proceso de selección y la trasparencia”.


“PARA mí saber las funciones que voy a realizar es imprescindible a la hora de firmar, no me iban ni a decir donde era, y por supuesto no tenía tiempo para pensar si quería cogerlo o no, ni de averiguar a qué se dedicaban al sitio al que iba, ni donde estaba. Si rechazaba pasaban al siguiente” afirma uno de los desempleados que rehusó aceptar el empleo por las condiciones en las que se realizó su selección. Añade que todo esto “es fruto de la incompetencia del Ayuntamiento, que está llevando a cabo este plan a contrarreloj, sin entrevistas y sin información, pidiendo datos personales a los que no saben ni siquiera al puesto al que se están postulando”. Parece que todo está montado (Ayuntamiento y Junta) para que esto sirva para colgarse medallas, sin importar en realidad que los puestos de trabajo tengan un uso real y no sean otra cosa más que el ejercicio de un misionerismo laboral que roza la caridad, todo ello impregnado de connotaciones patéticas.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 12/07/17 Ilegal. El Ayuntamiento de Málaga obliga a firmar contratos de trabajo del plan ‘Emplea Joven’ sin que los seleccionados sepan cual será su puesto de trabajo y cuáles serán sus funciones, si no firman no les dan el trabajo
- 05/07/17 Un ídolo con los pies de barro. Málaga vende una oferta cultural basada en la explotación laboral de los trabajadores de los museos municipales, con unas condiciones abusivas del personal muy cualificado del Pompidou y el Museo Ruso
- 08/05/17 La situación laboral de los becarios empleados en los medios de comunicación de Málaga es desoladora. Los alumnos en prácticas sustituyen a los trabajadores, teniendo la misma carga laboral pero cobrando un sueldo que no llega a los 400 euros

- 03/05/17 Hoy es el día Mundial de la Libertad de Prensa también en Málaga. Un derecho fundamental para los ciudadanos y arrebatado a los periodistas, que subsisten obligados a soportar la precariedad y los abusos laborales de los medios locales en los que trabajan
- 19/04/17 El Observatorio Crítico de los Medios, ‘mèdia.cat’, abre el ‘registro de la precariedad’, una iniciativa para que los periodistas ‘freelance’ publiquen cuánto les paga cada medio por sus piezas
- 07/04/15 La agencia municipal que gestiona el Pompidou y el Museo Ruso ignora sus estatutos (“el personal será principalmente funcionario”) y contrata a privadas para saciar sus necesidades de plantilla
- 17/04/15 Los vigilantes del Museo Ruso y del Centro Pompidou ganan 3,95 euros a la hora. Es un 75% menos que la media española, y un 82% menos que la europea. El alcalde de Málaga niega que la situación dependa del Ayuntamiento y no dice nada