“La Universidad Católica de Murcia es parte de una entidad ultraconservadora [‘Plataforma por las libertades’, presidida por la exsenadora del PP Lourdes Méndez] que exige la derogación de las leyes que reconocen derechos al colectivo LGTBI, y que denuncia lo que denominan ‘dictadura de la ideología de género’”, señala Zorrilla

El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, aseguró en mayo que: “No vamos a permitir la barbaridad de que gays y lesbianas den charlas en colegios”, sobre un programa de educación afectivo sexual que impartieron voluntarios del colectivo LGTBI en colegios de la Región de Murcia

Zorrilla: “El suelo público que el alcalde pretende ceder a la UCAM está junto al Martín Carpena, una
zona de expansión para la ciudad. No puede ser privatizado para un negocio de venta de títulos para quien los pueda pagar. No es una universidad privada de gran prestigio. Ocupa los últimos puestos en los rankings de calidad”

Sorprendentemente el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, no ha salido a defender la enseñanza pública. La anterior rectora, Adelaida de la Calle, cuando la UCAM se quiso instalar en la antigua prisión se opuso por ser innecesaria una oferta privada de titulaciones que ya cubría la UMA

La UMA y su rector Narváez no han dicho ni pío sobre la instalación de una universidad ultraderechista y católica fundamentalista en unos terrenos públicos que el alcalde le quiere regalar para que hagan negocios privados vendiendo titulaciones. En el año 2012 la rectora de la UMA, Adelaida de la Calle, se opuso claramente a que la UCAM se instalase en la Antigua Prisión de Cruz de Humilladero por ser innecesario, al contar Málaga con una oferta de titulaciones lo suficientemente amplia, como indica Zorrilla

18/10/18. Opinión. “Si De la Torre (PP) con la edad cada vez está más religioso, que le ceda su patrimonio a la UCAM y no el de los malagueños”, indica Eduardo Zorrilla, concejal de IU-Málaga para la Gente en el Ayuntamiento de Málaga. Se refiere a la cesión de 40.000 metros cuadrados de suelo público que el Ayuntamiento de la capital pretende hacer con el beneplácito de PP y Cs a...

...la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM). Universidad privada fundamentalista y ultraderechista cuyo presidente es José Luis Mendoza (AQUÍ). “La UCAM es parte de una entidad ultraconservadora [‘Plataforma por las libertades’, presidida por la exsenadora del PP Lourdes Méndez (AQUÍ)] que exige la derogación de las leyes que reconocen derechos a las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI), y denuncia lo que denominan ‘dictadura de la ideología de género’”, señala Zorrilla. El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, aseguró en mayo que: “No vamos a permitir la barbaridad de que gays y lesbianas den charlas en colegios”, sobre un programa de educación afectivo sexual que impartieron voluntarios del colectivo LGTBI en colegios de la Región de Murcia (AQUÍ). Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. SIGUE

“EL suelo público que el alcalde De la Torre pretende ceder a la UCAM con el apoyo de Cs y el rechazo de PSOE, IU-Málaga para la Gente, Málaga Ahora y el concejal independiente, Juan José Espinosa, se encuentra junto al Palacio de los Deportes Martín Carpena, una zona de expansión para la ciudad. En un distrito, el de Carretera de Cádiz, que además de ser el más poblado tiene carencias de equipamientos públicos. Ese suelo no puede ser privatizado para un negocio de venta de títulos para quien los pueda pagar. La universidad que quiere traer De la Torre a Málaga estuvo relacionada con un problema de expedición de títulos no homologados por el Ministerio de Educación con miles de personas afectadas. No es una universidad privada de gran prestigio. Ocupa los últimos puestos en los rankings de calidad de las instituciones académicas españolas”, señala el edil de IU-Málaga para la Gente.


ZORRILLA explica que “en su día, cuando el alcalde lanzó la idea de ceder a la UCAM la antigua prisión de Cruz de Humilladero, la comunidad educativa, encabezada por la entonces rectora de la UMA, Adelaida de la Calle se opuso a este proyecto por innecesario, al contar Málaga con una oferta de titulaciones suficientemente amplia”. Fue en 2012 (AQUÍ) y esta revista se hizo eco: La Universidad Católica de Murcia, privada, ultraconservadora y asociada a la FAES de José María Aznar retoma sus conversaciones con el Ayuntamiento para quedarse con la antigua cárcel de Málaga. El concejal de IU indica además que “las cesiones gratuitas de suelo público a la UCAM, por parte de gobiernos del PP en Murcia, Cartagena y Sant Joan (Alicante) han sido muy polémicas, al haberse realizado sin contraprestaciones o haberse incumplido estas”. ¿Qué pensará la Universidad de Málaga sobre la llegada de esta universidad privada a Málaga y su rector, José Ángel Narváez, que no ha dicho ni pío?


LA UCAM es una entidad vinculada a dos organizaciones ultras muy conocidas. La secta integrista neocatecumenal conocida como “los Kikos”, que en los últimos años de presidencia del líder ultraconservador vaticano Karol Woijtila amenazaron el poder del Opus Dei en la jerarquía romana, y la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, conocida como FAES, una entidad ultraderechista a imagen y semejanza de su fundador y presidente José María Aznar.

LA UCAM es una entidad privada que se dedica a la formación superior, pero, a diferencia de la educación pública, su función primera es adoctrinar dentro de su ideología integrista. En sus propias palabras, tal y como se puede leer en su web: “La UCAM Universidad Católica San Antonio de Murcia pretende como objetivo fundamental garantizar de una forma institucional la presencia de cristianos con vocación docente y evangelizadora en el mundo como un instrumento válido que de repuesta desde la Fe a los grandes problemas e interrogantes de la sociedad contemporánea, de profundo arraigo cristiano” (AQUÍ). O También: “La UCAM es una Universidad Católica en la que se imparte docencia superior, se forman investigadores y se preparan profesionales mediante la generación y transmisión de la ciencia, la técnica y la cultura, según la verdad racional y a la luz de la fe de la Iglesia Católica; al servicio del desarrollo integral de la persona, la familia y la sociedad, según los principios del Evangelio”.

NUMEROSAS fuentes señalan el doble objetivo de esta entidad: posicionarse en el sistema de mercado aplicado a la educación que está imponiendo el Partido Popular por un lado (el negocio sin más), y ocupar los grandes centros de decisión, así como la escala funcionarial de personal adoctrinado en el más estricto fundamentalismo católico. Se trataría, por tanto, de que médicos antiabortistas tuviesen peso propio para hacer frente común en la sanidad pública (adiós a cualquier modalidad de interrupción de embarazo, a los cuidados paliativos, a los derechos de los pacientes…) o que un profesorado ultracatólico se repartiera a lo largo de las diferentes etapas de la educación a fin de ejecutar un adoctrinamiento completo en la ideología más a la extrema derecha del padre.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 31/10/13 La Universidad Católica de Murcia, privada, ultraconservadora y asociada a la FAES de José María Aznar retoma sus conversaciones con el Ayuntamiento para quedarse con la antigua cárcel de Málaga
- 08/07/13 El Ayuntamiento de Málaga recupera la cárcel abandonada de Cruz de Humilladero para no enseñársela a los ciudadanos: niega hasta tres veces las peticiones vecinales para visitar las instalaciones
- 16/11/12 La posible llegada a Málaga de la Universidad Católica de Murcia reaviva el debate sobre la educación superior entendida como un suculento negocio de expedición de títulos
- 31/10/12 Los vecinos de Cruz de Humilladero no quieren en su barrio a la Universidad Católica San Antonio de Murcia, que ni siquiera ha presentado una petición formal a la Junta de Andalucía
- 26/10/12 IU se opone a que el Ayuntamiento del PP en Málaga regale la antigua cárcel a la universidad privada ultracatólica de Murcia que quiere formar médicos antiabortistas
- 25/10/12 El ultracatolicismo de los ‘kikos’ pregunta cuánto cuesta la antigua cárcel de Cruz de Humilladero para asentar su universidad en Málaga