Un agente inmobiliario confirma a esta revista la venta del inmueble, propiedad de los hermanos Gasset Loring. Desde el malagueño grupo Soho Boutique Hoteles se niegan a responder si son los compradores del Castillo, cuyo precio de venta según su anuncio publicitario es de 8,5 millones de euros

El Castillo y Muralla de Santa Catalina, en la zona de Miramar, está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), lo que “imposibilita ampliar el complejo”. El hotel cuenta con ocho habitaciones y el conjunto, incluyendo los jardines, tiene 6.000 metros cuadrados de superficie

Esta revista se hizo eco el pasado 14 de junio de la venta del inmueble, lo que fue confirmado por el propio establecimiento, gestionado por el Catering Lepanto. Desde donde apuntaban que a partir de 2020 no podían celebrar ningún evento en las instalaciones al haber sido vendido el edificio para hacer un hotel de lujo

01/07/19. Opinión. Se confirma la venta del Hotel Castillo de Santa Catalina, situado en la zona de Miramar, en la capital malagueña. Un hecho que avanzó EL OBSERVADOR el pasado 14 de junio (AQUÍ). El agente inmobiliario encargado de la propiedad confirma a esta revista la venta del inmueble, tras comprobar que en el anuncio publicado en el portal inmobiliario Diana Morales Properties...

...ya no está disponible (AQUÍ). Una venta que causa preocupación entre los conservacionistas del patrimonio en relación a que el interior del inmueble pueda sufrir modificaciones, a que haya alguna demolición (se tiene muy próximo el derribo de Villa Maya o La Mundial dentro de la política de desprotección que lleva a cabo el alcalde De la Torre), o que se construya en sus jardines. El Castillo y Muralla de Santa Catalina está catalogado (AQUÍ) desde 1985 como Bien de Interés Cultural (BIC), lo que “imposibilita ampliar el complejo” según explicaba Sur en 2007 (AQUÍ), meses después de que abriera sus puertas –en 2006- como hotel de cuatro estrellas y lugar de celebraciones gestionado por el Catering Lepanto. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EL hotel, hasta ahora propiedad de los hermanos Gasset Loring, está situado en la calle Ramos Carrión, número 38. Cuenta con ocho habitaciones y 2.500 metros cuadrados construidos. El conjunto, incluyendo los jardines, tiene 6.000 metros cuadrados de superficie. Un experto indica que “al ser un BIC, lo que impide la modificación de su interior, una posibilidad es que se construya en los jardines porque si no es difícil hacerlo rentable solo como hotel, al tener tan pocas habitaciones”.


DESDE el malagueño grupo Soho Boutique Hoteles se niegan a confirmar o desmentir si han comprado el Castillo, cuyo precio de venta según el anuncio era de 8,5 millones de euros. El agente inmobiliario también evita responder a la pregunta de quién es el nuevo propietario del complejo y por cuánto se ha cerrado la venta.


DESDE el establecimiento confirmaron a esta revista hace dos semanas que a partir de 2020 “no podrá celebrarse ningún banquete o evento debido a que los propietarios han vendido el edificio para hacer un hotel de lujo”. Esta revista se puso en contacto con el agente inmobiliario que aparecía en el anuncio, que a su vez contactó con uno de los hermanos Gasset Loring, que aseguró que se trataban de fake news, negando que se hubiera vendido. (Ver noticia 19/06/19: ¿Especulación? Contradicciones en torno a la venta del Hotel Castillo de Santa Catalina. Desde el establecimiento aseguran que los propietarios lo han vendido y que a partir de 2020 no pueden celebrar ningún evento en el complejo).


EL hotel Castillo de Santa Catalina se levantó sobre una antigua fortaleza cuya construcción ordenó el rey Felipe IV en 1624 para defender a la ciudad. El edificio actual fue mandado construir por Manuel Loring, conde de Mieres, “quien, en 1929, aprovechando los restos del castillo y las murallas de la antigua fortaleza, habilitó dicho espacio para utilizarlo como vivienda familiar, añadiendo un par de edificios más. El resultado fue un maravilloso palacio desde el que se divisa toda la bahía de Málaga diseñado por los arquitectos franceses Levard y Lahalle”, recoge el blog Málaga en el corazón (AQUÍ). Los hermanos Gasset Loring decidieron restaurarlo en 2003 y en 2006 abrió sus puertas como hotel de cuatro estrellas y lugar de celebraciones gestionado por el Catering Lepanto.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 19/06/19 ¿Especulación? Contradicciones en torno a la venta del Hotel Castillo de Santa Catalina. Desde el establecimiento aseguran que los propietarios lo han vendido y que a partir de 2020 no pueden celebrar ningún evento en el complejo
- 14/06/19 La familia Gasset Loring vende el Hotel Castillo de Santa Catalina al grupo Soho Boutique Hoteles para abrir un nuevo alojamiento de lujo. Preocupación de los conservacionistas porque se derribe o se modifique el inmueble o se construya en los jardines
- 13/06/19 Árboles martirizados por los negocios hosteleros en el centro de Málaga. Los toldos y sombrillas de las terrazas de los bares acosan a los ejemplares, algunos de ellos con ramas cortadas o secos, según denuncian los vecinos
- 11/06/19 La plaza de la Biznaga. Otra horrorosa plaza de Málaga que no gusta a nadie excepto a los técnicos de Urbanismo que la diseñan a mayor gloria suya. La llenan de inútiles y desfasados tendederos de hierro en los que prohíben colgar ropa, claro
- 07/06/19 Sorprendente. El Ayto de Málaga cambia de opinión y quiere que aceras y calzada queden en un solo nivel en calle Carretería, en contra de lo que piden la mayoría de AA.VV que quieren dos. Pero las cofradías y los hosteleros quieren uno solo
- 06/06/19 La AA.VV Centro Antiguo consigue que una plaza del Centro de Málaga cumpla la ordenanza de mesas y sillas tras insistir e insistir y denunciar en el Ayuntamiento que no se respetaba la ley. Algo que es obligación del propio Consistorio
- 30/01/19 Árboles ‘encarcelados’ por las terrazas de los bares en la céntrica y malagueña calle Cárcer. La AA.VV Centro Antiguo lleva desde 2017 denunciando el ‘ataque’ sobre estos ejemplares que ejerce la ‘Taberna El Repique’