“La fachada que quieren hacer es horrible y lo más alejado posible de la tradicional fachada de los edificios del Centro del siglo pasado. La han querido llamar ‘vanguardista’ para que se trague con ella, pero es simplemente horrorosa”, sentencia un vecino

“El centro histórico se ha convertido en un parque temático con todos los apartamentos turísticos que se están creando, y a los que se suman los muchos bares, restaurantes y negocios que tiene el Ayuntamiento aquí”, critica Alfonso Miranda, presidente de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico

“Urbanismo sigue negando el exceso turístico que hay en Málaga a pesar de saber la opinión de expertos, de la población e incluso de los propios informes del OMAU. Sigue negándose a definir una capacidad de carga de la ciudad y en cualquier momento va a explotar la burbuja turística”, indica el arquitecto Fernando Ramos

12/09/19. 
Opinión. El área de urbanismo del Ayuntamiento de Málaga ha concedido una licencia a la empresa madrileña Agora Inversiones Patrimoniales para reformar el edificio número 8 de la calle Santa María, en pleno centro histórico de la ciudad, con el objetivo de ubicar en el seis apartamentos turísticos y un local comercial en la planta baja, a pesar de las constantes quejas de...

...los vecinos por la masificación turística. Además, el edificio cuenta con protección, aunque la consejería de Cultura, dependiente de la Junta de Andalucía ha dado su beneplácito a este proyecto. Pero lo que más indigna a los vecinos de la zona es que la empresa que gestiona la obra “se las quiere dar de innovadora y ‘moderna’ y ha decidido cambiar por completo la típica fachada de estos edificios del siglo pasado por otra. Y con la excusa de que quieren incorporar a ella un poema de Lorca en un lenguaje inventado que nadie entiende, la van a llenar de colgajos sin ningún sentido para el espectador, al que no le pueden explicar de uno en uno lo que han querido hacer. Es horrible y lo más alejado posible de la tradicional fachada de los edificios del Centro. La han querido llamar ‘vanguardista’ para que se trague con ella, pero es simplemente horrorosa”, sentencia un vecino. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

Según publicaba Diario Sur (AQUÍ) en unas fotografías que ofrecemos, la nueva fachada a la que también llaman ‘vanguardista’, se realizará mediante capas de mortero de cal y las celosías y barandillas de los balcones y ventanas están formadas con palabras [ilegibles] de la obra elegida, un poema de Lorca, todas en color aluminio claro. El proyecto se realiza en un edifico construido en 1920 que cuenta con protección ambiental al hacer esquina con el pasaje de Chinitas, que es un espacio público protegido.  El interior del edificio se demolerá para construir los seis apartamentos y el local, y se incorporarán un ascensor, una escalera y un patio de ventilación.


Los vecinos del centro histórico, que desconocían esta noticia, aseguran que están “cansados” de que el Ayuntamiento dirija toda la atención al turismo y “a la gente de paso”, y no cuide a los residentes de esta zona. A la vista de que no dejan de fomentar la creación de apartamentos turísticos, el presidente de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, Alfonso Miranda, critica que “cada vez que se ubica este tipo de edificios alrededor de una comunidad de propietarios los responsables de urbanismo demuestran su indiferencia” por ellos, y no cuidan la historia de la ciudad.

El representante de los vecinos de esta zona asegura que “aquí no hay manera de convivir” desde que “el centro histórico se ha convertido en un parque temático con todos los apartamentos turísticos que se están creando, y a los que se suman los muchos bares, restaurantes y negocios que tiene el Ayuntamiento aquí”. Además, lamenta que esta situación está “creando una brecha social” al verse agravado el precio de los alquileres con el objetivo de “echar a los inquilinos y ofrecer las viviendas a los turistas”.

Por su parte, el arquitecto Fernando Ramos advierte de que el valor de un tejido urbano es su población, ya que eso asegura el desarrollo, la sostenibilidad y el equilibrio. “A medida que se siga potenciando el uso turístico, que es excluyente aunque muchos digan que no, el turismo de masas seguirá cambiando por completo el territorio que sustenta”, explica. Asimismo, Ramos critica que el Ayuntamiento sigue haciendo caso omiso a los vecinos que conviven en la zona y que exigen que se regule el tema de las viviendas y de los muchos apartamentos turísticos que se están.


“Urbanismo sigue negando el exceso turístico que hay en Málaga a pesar de saber la opinión de expertos, de la población e incluso de los propios informes del municipal OMAU (Observatorio de Medio Ambiente Urbano). Sigue negándose a definir una capacidad de carga de la ciudad. Sigue fomentando el peligro, los daños y sigue generando una hipoteca mayor. En cualquier momento va a explotar la burbuja turística”, asegura el arquitecto Fernando Ramos.

Como ya informó EL OBSERVADOR (AQUÍ), el presidente de la asociación de hoteleros AEHCOS, Luis Callejón, manifestó hace menos de un año que “los edificios se han convertido en hoteles low cost. Así es como se genera la turismofobia. Los vecinos no pueden descansar porque sus inmuebles se llenan de turistas que están de vacaciones. Los residentes son los primeros afectados y a eso no se está poniendo ningún tipo de remedio. Si ponemos primero al propietario de la vivienda turística, luego al visitante y por último al residente, tenemos un problema. Primero tiene que ser el residente y luego el turista”.

Según un estudio de colectivos conservacionistas (AQUÍ) el 75% de los inmuebles reconvertidos a viviendas vacacionales han sido demolidos. Eso significa que 49 de 65 construcciones que ahora son este tipo de alojamiento fueron derribadas. En el informe se decía que las actividades turísticas cuando no son bien gestionadas paradójicamente pueden ocasionar un daño a este sector. Indicando que el turismo que viene a Málaga es cultural y si se destroza el patrimonio se puede perder.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
-27/09/17 Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora en el Ayuntamiento: “Más que turismofobia hay ‘vecinofobia’, cada vez es más difícil vivir en algunos sitios y debemos regular. Hay que proteger el turismo de calidad, y no cualquier turismo”
-25/09/17 Los apartamentos turísticos devalúan las otras viviendas del centro según los propietarios. Los vecinos que comparten bloque con este tipo de pisos vacacionales se quejan de grandes dificultades en la convivencia
-21/09/17 La dejadez del Ayuntamiento hace que el centro de Málaga se convierta en un sitio intransitable e inhabitable. Vecinos denuncian que los ruidos siguen siendo insoportables y que las terrazas siguen invadiendo las calles
-21/09/17 El Pimpi retira su barra exterior, que está prohibida por una ordenanza municipal y que tenía instalada en la plaza Zegrí para servir a los clientes. La taberna lleva años usando esta instalación ilegal ante la pasividad del Ayuntamiento
-15/06/17 Crónica de una expulsión anunciada. Vecinos del Centro se sienten cada vez más abandonados por el Ayuntamiento. Ruidos, botellón, suciedad y turismo masificado problemas que afectan ya todos los días la vida de los ciudadanos del barrio
- 26/05/17 La situación en el Centro de Málaga empeora. Vecinos y dueños de negocios se quejan de que el ruido por la noche es insoportable. Antes ocurría sólo los fines de semana, pero desde hace casi dos meses las molestias se producen a diario

-15/05/17 Los grupos de izquierda del Ayuntamiento, Málaga para la Gente, Málaga Ahora y J. Espinosa (Podemos), contra el sector hostelero, que pretende convertir el Centro en otra Barcelona cara y colmatada