Según una información de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) la UAM tenía 367 estudiantes trabajando irregularmente. Hacían tareas sin supervisión y sin relación con sus carreras, sacando adelante servicios básicos de la institución como las bibliotecas o la catalogación de documentos

05/12/17. Sociedad. La explotación de los becarios también llega a las universidades. La Autónoma de Madrid (UAM) ha sido obligada recientemente por la Inspección de Trabajo a pagar las cuotas de la Seguridad Social de 367 alumnos que cubrían empleos estructurales, según informa la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) AQUÍ. Pese a que se supone que son...

...unas prácticas formativas, los estudiantes no contaban con supervisión, hacían labores que no tenían relación con su formación y mantenían abiertos servicios de la institución educativa que sin ellos habrían tenido que cerrar, como las bibliotecas o actividades culturales. Esta revista trasladó una serie de preguntas a la Universidad de Málaga para conocer la situación de sus becarios, pero la UMA guarda silencio y no aclara si cumple o no con el reglamento. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EN total la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) tendrá que abonar 300.000 euros de cuotas a la Seguridad Social por los becarios que la institución educativa tenía haciendo trabajos propios del funcionariado. Además, los estudiantes podrán reclamar los salarios que no recibieron durante los meses que estuvieron empleados. Esto surge a raíz de una denuncia que el sindicato CCOO presentó ante la Inspección de Trabajo, avisando de que las prácticas no cumplían con la normativa. Esta le dio la razón y concluye en su informe que los alumnos hacían labores que “nada tienen que ver con la titulación cursada” y que “no suponen ningún beneficio en la formación teórica recibida”. Además destacan que son “trabajos sustancialmente productivos, de cuyos frutos se beneficia de forma inmediata y directamente la Universidad”. La UAM ha recurrido el proceso y cree que sólo se han tenido en cuenta “algunos casos” que “no son representativos”.


ESTA revista se ha dirigido a la Universidad de Málaga para conocer cuál es la situación de sus becarios, pero la UMA, con la habitual practica de su gabinete de comunicación de no contestar lo que le parece complicado, prefiere guardar silencio y ocultar lo que tenga que ocultar. No ha contestado a las preguntas de cuántos estudiantes en prácticas tiene, cuál es la remuneración que perciben y si efectivamente están dados de alta en la Seguridad Social por todas las horas que están en activo. En realidad no ha contestado a nada. Según algunos testimonios en esta institución podrían estar dándose situaciones similares en algunos departamentos, donde hay quienes no han conocido a sus tutores, o han estado haciendo tareas sin supervisión y estructurales (Desvergüenza en la UMA. Presume de tener 41 grados con prácticas en empresas, pero no habla de la explotación de becarios que se esconde detrás. Estos estudiantes cubren habitualmente puestos de trabajo estructurales).


ESTOS alumnos cobran alrededor de los 360 euros y mantienen algunos servicios que sin ellos no sería posible llevar a cabo, como la supervisión de las salas de exposición, un caso que se explica en el enlace anterior. Estos trabajos se realizan también en horario no lectivo, algo que el reglamento no ampara, ya que se supone que son parte de la formación. Según explican algunos estudiantes cada año numerosas facultades de la UMA ofrecen la posibilidad de hacer prácticas curriculares (consideradas asignaturas por las que hay que pagar y no se recibe remuneración), “haciendo encuestas”, algo que no casa con la mayoría de las carreras, y que parece más bien algo que debería hacer un servicio de la Universidad.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
-01/12/17Los consejos del director del diario ‘Sur’, Manolo Castillo, para los futuros periodistas: no os quejéis y joderos, que vais a ser muy felices
-01/12/17 Desvergüenza en la UMA. Presume de tener 41 grados con prácticas en empresas, pero no habla de la explotación de becarios que se esconde detrás. Estos estudiantes cubren habitualmente puestos de trabajo estructurales
-16/11/17 La Universidad de Málaga se pone al servicio del rascacielos del Puerto obligando a asistir a los alumnos de ingeniería a una conferencia promocional sobre la supuesta sostenibilidad del hotel
-13/10/17Por fin la Universidad de Málaga aparece en un ranking aunque también ocupa el último lugar. Su Biblioteca General cierra el listado de las diez primeras donde más se liga en España, según ‘Meetic’, la aplicación líder para buscar pareja
-11/09/17 ¿Cuándo aparecerá la Universidad de Málaga en alguna de las clasificaciones de las mejores instituciones de educación superior a nivel internacional?
-19/06/17 La Universidad de Málaga retira de su web la tesis del profesor Pablo Cortés sobre la Palmilla, cuando EL OBSERVADOR pregunta al gabinete de comunicación, de Carlos Pérez, si el servicio de publicaciones tiene los consentimientos necesarios
- 06/03/17 Alumnos de la Universidad de Málaga recogen firmas en Change.org para que las becas de Voluntariado Internacional y Educación se dirijan a trabajar con personas y no con animales como hace la UMA
- 22/02/17 La irresponsable actitud del profesor de Periodismo Carlos Pérez Ariza: revienta un informe sobre la precariedad en el sector que se presenta mañana en la Diputación de Málaga. Lo contó el primero, pero lo hizo mal. ¿Así enseña en la UMA?