Es una colaboración que arranca hace 14 años y se realiza a través de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales CEPS

alberto_montero18/02/09. Sociedad. Después de que el diario norteamericano Washington Post se hiciera eco en su edición de ayer de una noticia publicada en ABC -que el titular del juzgado de instrucción nº 1 de Valencia obligó a rectificar a toda página por difundir falsedades- sobre el asesoramiento...

Es una colaboración que arranca hace 14 años y se realiza a través de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales CEPS

alberto_montero18/02/09. Sociedad. Después de que el diario norteamericano Washington Post se hiciera eco en su edición de ayer de una noticia publicada en ABC -que el titular del juzgado de instrucción nº 1 de Valencia obligó a rectificar a toda página por difundir falsedades- sobre el asesoramiento legislativo, jurídico y económico que prestan profesores universitarios españoles a los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Venezuela, EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha hablado con el profesor de Economía de la Universidad de Málaga (UMA) Alberto Montero, quien es a su vez vicepresidente del Centro de Estudios Políticos y Sociales CEPS, la fundación a través de la cual se realizan tales labores que consisten en dar “forma jurídica precisa” a algunos aspectos de estos textos constitucionales. Montero no es el único docente de la UMA que colabora con la CEPS.

LA
noticia publicada ayer en el diario conservador estadounidense Washington Post bajo el epígrafe ‘Latin Americans Document-Driven Revolutions informaba sobre el papel que juegan un grupo de profesores universitarios españoles en la redacción de las nuevas constituciones de Bolivia, Ecuador y Venezuela a los que se achaca el estar “esbozando los textos populistas”. Las tres nuevas constituciones -señala el rotativo- tienen en común “el énfasis en la idea de ‘refundar’ las naciones para corregir injusticias históricas, asegurar el poder de un líder y enfocar las políticas y el gasto público en las necesidades sociales de las clases tradicionalmente olvidadas por el gobierno” y han sido redactadas por el mismo grupo de personas.

LA información del periódico que destapó el caso ‘Watergate’ también se hacía eco de una noticia anterior publicada en España y no exenta de polémica. En concreto la que sacó a toda washington_postpágina el diario ABC con el título “Profesores españoles diseñan la Venezuela de Chaves” y que achacaba al profesor de la Universidad de Valencia, Roberto Viciano, el ser el “cerebro gris” del presidente de Venezuela y haber pertenecido al partido ultraderechista Fuerza Nueva. El juzgado de instrucción nº 1 de Valencia obligó a rectificar esta noticia con la misma contundencia con la que habían difundido estas falsedades, incluyendo la siguiente aclaración: “La Fundación CEPS asesora en cuestiones concretas a gobiernos y fuerzas políticas y sociales de la izquierda en América Latina”. La mención a Viciano le sirve al Washington Post para incidir en que un “aire de misterio todavía se aferra al trabajo del grupo, que opera desde hace tiempo detrás del ámbito del debate público”.

EL grupo en cuestión no es otro que la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (www.ceps.es) cuyo vicepresidente es Alberto Montero, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga y a la sazón vecino del barrio de El Palo. “Es cierto que desde la fundación hemos realizado una labor de asesoramiento en aspectos jurídicos y legislativos para la redacción de las constituciones de Ecuador, Venezuela y Bolivia, y éste es un trabajo que se realiza, como es natural, en segunda línea; se trata de dar forma jurídica precisa a algunas cuestiones de los textos constituyentes, pero es un apoyo técnico, no de diseño y son los dirigentes de cada país los que dan orientación política a estos procesos”, señala Montero.fundacion_ceps

OTROS docentes de la Universidad de Málaga como Sebastián Bruque (Química), Eduardo Vila (Educación) o Francisco Fajardo (Economía) también han participado como observadores internacionales de la mano de la CEPS en los procesos constituyentes de los citados países de América Latina. En este grupo de docentes también se encontraba el ex profesor de Economía la UMA y ahora profesor en la Universidad de Sevilla, Juan Torres, que ha abandonado estas tareas.

MONTERO, colaborador del diario digital www.rebelion.org, señala por otra parte que estos trabajos se realizan sin ninguna clase de oscurantismo y a través de convenios firmados con las instituciones correspondientes de cada país. Y apunta además que al igual que la CEPS presta asesoramiento al gobierno de Evo Morales, la Agencia Española de Cooperación ha prestado su apoyo colaborando con conferenciantes que refuerzan a los opositores del dirigente boliviano, al igual que ha hecho también la petrolera brasileña Petrobras, una de las grandes compañías que han salido perjudicadas con las decisiones del gobierno indigenista de Bolivia.