El PP prometió en campaña que lucharía por dar al espacio un uso público, pero a día de hoy no se descarta su cesión a una universidad privada y ultracatólica

08/07/13. Sociedad. Antonio Vega Aguilar es el presidente de la asociación de vecinos ‘La Cooperación’, un colectivo ciudadano de Cruz de Humilladero. Vega es uno de los vecinos del distrito que con más insistencia ha reclamado que la antigua cárcel abandonada de la zona se recupere para uso público. Propone la creación de una residencia de ancianos y espacio para talleres y actividades de los colectivos locales. Meses después de que la corporación municipal lograse la cesión del antiguo centro, éste permanece cerrado. “Todos los políticos ponen la misma excusa: la de la crisis. Pero solo falta voluntad”, asegura Vega. Una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

“HEMOS solicitado ver la cárcel hasta en tres ocasiones. La última vez fue en el Consejo Territorial del viernes 28 de junio. Pero siempre nos dicen que aquello está muy mal, que lo están arreglando y que más adelante. Hemos trabajado mucho en conseguir que la cárcel sea pública y nosotros aún no la hemos visto, que nos la enseñen al menos”. Antonio Vega Aguilar, presidente de la AA.VV. de ‘La Cooperación’, no entiende por qué a día de hoy los ciudadanos de Cruz de Humilladero no saben qué va a pasar con la cárcel abandonada.

CELIA Villalobos, ahora vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados, y Teresa Porras, concejala de Cruz de Humilladero, solicitaron al Gobierno, cuando aún lo presidía Zapatero, que cediese el espacio al distrito malagueño. “Esa primera parte ya la hemos cumplido”, asegura Porras. “El PSOE no ha cumplido ni la primera ni la segunda parte”.


LA segunda parte se refiere a la apertura de esta cárcel con un uso “público, social y ciudadano”. En estos tres términos, el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, prometió que recuperaría este centro. La promesa la hizo a dos semanas de las últimas elecciones municipales. A día de hoy la cárcel no está abierta y esta promesa sigue incumplida. “Se abrirá cuando se pueda”, garantiza Porras. “Los vecinos tienen que entender los momentos de crisis que vivimos”. La concejala añadió: “Pero la cárcel abandonada no es el problema de los vecinos de Cruz de Humilladero: su problema es el paro”.

BAJO la premisa del paro, precisamente, Teresa Porras no descarta que la cárcel acoja un proyecto privado que garantice la creación de empleo. Así desecha las iniciativas presentadas por asociaciones de vecinos y colectivos ciudadanos, como ‘La Cooperación’, a las que niega representatividad. “Las asociaciones de vecinos no son los vecinos”. Además, la concejala asegura que esta asociación “es el PSOE”.

ESTOS colectivos habían propuesto al consistorio abrir la cárcel a proyectos como una residencia de ancianos, un espacio para talleres de medio ambiente que podrían impartir empresas participadas por la corporación local (como la de aguas, EMASA; o la de limpieza, LIMASA), o iniciativas de los propios colectivos del barrio. Porras, por el contrario, hace oídos sordos a estas iniciativas y centra su foco en el problema del paro, por el cual aún no ha descartado la posibilidad de que la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) sea quien consiga este espacio. La UCAM es una institución privada y ultrarreligiosa que pertenece a los ‘kikos’, una corriente cristiana más fundamentalista que el Opus Dei.

EL desconcierto entre los vecinos respecto al futuro de la cárcel es general. Fue la productora, y no el propio Ayuntamiento, quien advirtió a los ciudadanos de Cruz de Humilladero que la cárcel sería el escenario de un largometraje llamado ‘321 días en Michigan’. El rodaje tuvo lugar entre marzo y abril de este mismo año. Antonio Vega, presidente de ‘La Cooperación’, tiene constancia de que camiones de LIMASA ya han trabajado en el espacio. También que, a través de la asociación ARRABAL, diez personas (empleadas por encontrarse en riesgo de exclusión social) estuvieron pintando y adecentando el interior del centro. No se sabe más. Las puertas de la cárcel siguen cerradas. Figurada y literalmente.

PUEDE ver aquí otras noticias relacionadas:
- 30/11/12 Distrito sexto. Una radiografía para una polémica. Los vecinos de Cruz de Humilladero quieren que la antigua cárcel provincial se destine a un uso “público y social” y no a ser una universidad privada ultracatólica
- 16/11/12 La posible llegada a Málaga de la Universidad Católica de Murcia reaviva el debate sobre la educación superior entendida como un suculento negocio de expedición de títulos
- 31/10/12 Los vecinos de Cruz de Humilladero no quieren en su barrio a la Universidad Católica San Antonio de Murcia, que ni siquiera ha presentado una petición formal a la Junta de Andalucía
- 26/10/12 IU se opone a que el Ayuntamiento del PP en Málaga regale la antigua cárcel a la universidad privada ultracatólica de Murcia que quiere formar médicos antiabortistas
- 25/10/12 El ultracatolicismo de los ‘kikos’ pregunta cuánto cuesta la antigua cárcel de Cruz de Humilladero para asentar su universidad en Málaga