La propia Asociación de Prensa de Madrid (APM) da motivos a los periodistas para confiar más en los sindicatos, por su capacidad de operar en el sector

16/07/14. Comunicación. Antonio Pampliega consultó a la Asociación de Periodistas de Madrid y a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (APM y FAPE) qué les parecía los precios que los medios de comunicación pagaban a los profesionales autónomos que trabajan desde el extranjero en situaciones de extremo riesgo. La crítica venía motivada porque al corresponsal le habían ofrecido 35 euros por una crónica desde Siria.

LA pregunta demostró el ímpetu con el que estos colectivos defienden a los profesionales de la prensa, al tiempo que sirvió para que estas mismas asociaciones recomendasen sindicalizarse, al explicar que ellos poco podían hacer por cambiar la situación. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com se hace eco de esta curiosa conversación en Twitter que evidencia a quién sirven las asociaciones de prensa de este país.

EL periodista especializado en información internacional y de conflictos Antonio Pampliega, lamentó a través de las redes sociales que un medio de comunicación español le ofreciese 35 euros por una crónica realizada desde Siria, uno de los países más peligrosos para los profesionales de la comunicación como revelan numerosos informes de agencias como Reporteros Sin Fronteras. Indignado, se dirigió a la APM y a la FAPE, a las que inquirió su opinión sobre estos desmanes del sector. Su sorpresa fue que ambas entidades respondieron confirmando su rechazo a este tipo de prácticas. Pero poco hacen por remediarla.



CON sorna, Pampliega respondía a la asociación madrileña de la prensa, que se había limitado a responder con un escueto mensaje en Twitter indicando que a su organismo también le parecía “muy mal” que estas cosas ocurriesen. Ante el sarcástico comentario de Pampliega, FAPE y APM procedieron a excusarse, y en sus explicaciones dieron motivos más que suficientes como para abandonar a estos organismos en pro de los sindicatos de periodistas. Según estas entidades, como no son sindicatos, poco pueden hacer para intervenir en el sector y remediar los bajos precios que los medios de comunicación españoles le ponen a las piezas de información internacional.

LAS asociaciones de periodistas están compuestas por periodistas y por los responsables de los medios de comunicación que se encargan de menospreciar a la profesión que pretenden dignificar. Los sindicatos de periodistas, por otro lado, son auténticas formaciones de clase, y defienden no solo al profesional de la comunicación, sino también el derecho a la información y a la comunicación de la audiencia.

PAMPLIEGA demostró a sus seguidores de Twitter que las asociaciones de periodistas cumplen un rol vacuo y carente de implicación. En Andalucía, las asociaciones de periodistas se supone que desaparecerían una vez echase a andar el Colegio de Periodistas de Andalucía. Cada directiva de cada asociación se encargaría de una delegación de este colegio, que nace con la misma vocación que el de las asociaciones de prensa: no se sabe muy bien qué pretende ni qué quiere conseguir, porque la excusa que ha dado la Asociación de la Prensa de Madrid es extensible a todo el territorio español: “no somos un sindicato”. Está claro.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 27/12/13 Andrés García Maldonado, presidente de la Asociación de la Prensa de Málaga, envía una felicitación personal y creyente en nombre de toda una organización supuestamente laica y abierta
- 18/12/13 García Maldonado, un abogado que no ejerce de periodista desde hace 40 años, nombrado presidente del Colegio de Periodistas y de la Asociación de la Prensa de Málaga
-
23/05/13 Dios los cría y ellos se juntan… periodistas y políticos… cuando salen malos dan asco hasta provocarnos vergüenza ajena…
- 27/01/12 El Colegio de Periodistas de Andalucía: una ficción nociva para la profesión publicitada con las mentiras de Andrés García Maldonado, presidente de la Asociación de la Prensa de Málaga y Andalucía
- 06/11/09 Las presiones de los fotógrafos obligan a la Asociación de la Prensa de Málaga a retirar de su web un anuncio de la agencia Punto Press