OPINIÓN. Tribuna Abierta
Por Redacción EL OBSERVADOR

jesus_catala1.jpg16/12/09. Opinión. Jesús Catalá, obispo de Málaga, propone acabar la catedral de una vez. Elías Bendodo (máximo responsable provincial del PP) propone abrir un debate ciudadano y que los malagueños decidan lo que se hace, siempre que el obispo esté de acuerdo. EL OBSERVADOR...

OPINIÓN. Tribuna Abierta
Por Redacción EL OBSERVADOR

jesus_catala1.jpg16/12/09. Opinión. Jesús Catalá, obispo de Málaga, propone acabar la catedral de una vez. Elías Bendodo (máximo responsable provincial del PP) propone abrir un debate ciudadano y que los malagueños decidan lo que se hace, siempre que el obispo esté de acuerdo. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com aplaude la iniciativa: por fin una propuesta política de altura en la ciudad. Para oprobio colectivo, no viene de la sociedad civil, sino de la jerarquía católica.

el
compromiso del obispo Catalá con los problemas de la ciudad no tiene límites. En apenas 12 meses de estancia en la ciudad, el jerarca católico ha expresado con tanta claridad sus metas y sus bases ideológicas y conceptuales que sólo se puede decir: este es el obispo que la comunidad católica malagueña se merece. El problema es que, como buen católico, Catalá cree que su moral y sus buenas costumbres se las puede imponer a todos, incluidos paganos, inmigrantes y gentes de otro vivir. Y a los católicos les puede decir misa, pero al resto no, y mucho menos olvidar que toda colectividad social amortiza con sus impuestos la existencia de lo común; o sea, que todos somos paganos –o, para que se entienda, en materia de pagar, todos moros y todos cristianos.
elias_bendodo.jpg
catalá no ha tenido otra idea mejor que solicitar que se acabe la catedral. Al parecer, el edificio tiene varios niveles de incompletitud. Uno se refiere a las instalaciones para su uso y otro el de su fachada. Lógicamente, Catalá se siente incómodo teniendo que desarrollar su actividad en un centro de trabajo tan desasistido. Eso le pasa a cualquiera. Al parecer, Catalá no cree normal que una antigua antesala de la sacristía haga las veces de sacristía. Ciertamente es inapropiado.

jesÚs Catalá lo ha expresado en bellas palabras: “Las catedrales son organismos vivos y hay que dejarlas que sigan su vida”. Resulta estremecedor comprobar que aún hay gente capaz de comunicarse con esta retórica. Desde un punto de vista científico, se le puede recordar al cura que es destino de todo organismo vivo perecer, en gloria de dios o no, pero sin opciones. Habrá quien esté de acuerdo con acabar la catedral y habrá quien prefiera acabar con ella. Cuestión de pareceres.

en lo que no habrá desacuerdo es en preguntar quién paga. Este hombre tiene todo el derecho del mundo a preocuparse por lo que más afecta a los habitantescatedral.jpg de su territorio: el paro del 30% en la provincia, la falta de perspectivas, la exclusión social, los más de 12.000 niños y niñas en situación de máxima pobreza según el informe de La Caixa de enero de este año –y un año después se prevé un incremento brutal-, los problemas derivados de las toxicomanías, las víctimas de violencia de género… En fin, que es normal que después de este año terrible de crisis desbocada que se ha cebado con una provincia entregada al ladrillo durante décadas, Catalá haya pensado en cómo hacer algo útil por toda la comunidad malagueña: ¡acabar la catedral!

pero Catalá no es sólo ese obispo normal y corriente que se ocupa de los pobres y de los desdichados haciendo sacristías y torres de iglesias. También tiene palabras de aliento para las cofradías y las comunidades cristianas de base. Y para Cáritas; dice Catalá: “Es claro y patente a todo el mundo que las ineficacias de ciertas acciones políticas las está sufragando la iglesia”. Vaya; y eso que Cáritas es la entidad clasificada como ONG que más dinero recibe del Estado tras la Cruz Roja. Se ve que Catalá confunde sufragar con gestionar. Es como lo de la pederastia, que hay gente que confunde a todos los curas con unos pocos; aunque no es lo mismo: el Estado se hace cómplice de Cáritas dando dinero para sus programas, y la iglesia católica se hace cómplice de esos poquitos curas pederastas dándoles cobertura durante siglos. De hecho, afortunadamente en la organización romana tienen a gente como Catalá, que no cree que la homosexualidad sea una enfermedad: sólo una desviación aprendida (menos mal, alguien sensato entre los alzacuellanos). Esperamos que en algún momento aclare qué cree que es un tipo que se vale de su posición de dominio institucional para violar menores indefensos y hacer guardar silencio al respecto. Aunque sabiendo, como es público y notorio, que acusó de mentir a una periodista que grabó una entrevista en la que afirmaba cosas como: “La homosexualidad es una anormalidad psicológica y una desviación sexual aprendida” o, mucho mejor: “yo conozco a jóvenes que son homosexuales porque su padre era un borracho”. No sabemos qué estadísticas maneja Catalá sobre los padres de curas que violan niños y niñas.

HASTa ahí, todo es cuestión de fe. Y en estas entra Bendodo. Como la doctrina del Partido Popular es que la economía sostenible es una necedad, Bendodo apuesta por la sostenibilidad verdadera. En primer lugar, dice que hay que debatir de una vez por todas qué se hace con la catedral. Como el dirigente local del PP no sitúa el debate en acabarla o derribarla, se entiende que quiere acabarla y no dejarla como está. Bendodo ya destaca en el mundo local por sus fuertes iniciativas. No parecía que fuera así cuando llegó, pero por el camino que va, acaba de ministro. Por lo pronto, descuella por sus corbatas, sus propuestas y su don de palabra y su simpatía. No con esta revista, que le ha llamado cientos de veces y no ha logrado que se ponga ninguna.

bendodo se ha unido a Catalá y propone que se hable de la urgente necesidad de debatir sobre la catedral. Así a simple vista, y teniendo en cuenta que hasta Teodoro León Gross cree que el alcalde está en horas bajas, parece que Bendodo ha aprovechado la situación para evitar que se hable de la desastrosa situación de la ciudad, que ya no pasa desapercibida a nadie y obispado.jpgque ahora, con menos ingresos por operaciones de suelo, inmobiliaria y ladrillo, se destaca como lo que es: un caos (bastante desaseado, por cierto). Pero tampoco es exactamente esto. Bendodo, como Francisco de la Torre, es un profundo defensor de la democracia municipal y de la participación ciudadana. Ninguno de los dos ha hecho nunca ni hará jamás nada a espaldas de la voluntad de malagueñas y malagueños. "Hay que abrir un debate para que los malagueños opinen y sean ellos los que decidan qué hacer, siempre, eso sí, con el visto bueno del Obispado". Bendodo dixit. Es decir, que la gente puede opinar lo que le dé la gana, que ya decidirá Catalá. Bueno, si es así, ya lo sabemos: este hombre que lleva un año en Málaga ordenará que se acabe el edificio y le pongan una sacristía nueva y así dejar de usar como tal lo que no es otra cosa que su antesala.

en su infinita clarividencia –y obsérvese bien la del dirigente popular, que la cara es espejo del alma- Bendodo afirma: “No puede haber posiciones ni de instituciones ni de partidos políticos, sino que hay que dejar que sean los propios malagueños los que decidan”. Se supone que los malagueños deciden a través de los partidos políticos, aunque de las declaraciones de Bendodo se infiere que no, que los partidos son independientes de los votantes. Se sabe que esa es una teoría de Chomsky, así que a lo mejor resulta que este enamorado de la democracia municipal ha viajado alguna vez a Porto Alegre a escuchar al sabio norteamericano. Por otra parte, el hecho de que niegue la opción de que otras instituciones se pronuncien es un poco confuso. Es decir, que, pongamos por caso, la Dirección General de Patrimonio no puede pronunciarse. Es un poco raro, y más si se tiene en cuenta que, según Bendodo, todo lo que digan los malagueños y malagueñas, al margen de sus creencias religiosas y de su aportación tributaria, debe quedar sometido a la decisión final de Catalá, que quiere que se deje de llamar “la manquita” a su catedral, pero no porque no le guste, sino porque es inexacto: no puede ser manquita porque no es que haya perdido una torre, sino que nunca la tuvo. Es de ley reconocerlo: este hombre tiene más razón que un santo.

PUEDE consultar aquí anteriores artículos relacionados:
- 17/12/08 El nuevo obispo de Málaga, Jesús Catalá, no dice la verdad cuando acusa de “manipulación” al Diario de Alcalá donde afirmó que los homosexuales son unos “anormales”, “invertidos” y “desviados”
- 28/12/07 Los críticos del PP malagueño insultan a Elías Bendodo a través de pasquines digitales: “miserable, mezquino, ruin, mediocre, necio”
- 07/06/07 Tras hacer una obra sin licencia en su vivienda sobre suelo público, Joaquín Ramírez acusa al portavoz del PSOE en Alhaurín de hacer obras sin licencia en su chalé sobre suelo rústico
- 24/05/07 La urbanización Lomas de San Antón, como la casa de Joaquín Ramírez, está sobre suelo público gracias a las licencias de obra irregulares otorgadas por el Ayuntamiento
- 23/05/07 La vía pecuaria sobre la que está la nueva casa del presidente del PP Joaquín Ramírez seguirá siendo suelo público mientras el Ayuntamiento no desbloquee la desafectación pendiente
- 23/05/07 Joaquín Ramírez, senador de ¡ESPAÑA!, eterno candidato a la presidencia de la Diputación de Málaga y presidente del PP, dice que es una gilipollez eso de que se ha comprado una casa en suelo público… y que si lo ha pagado, eso es suyo… (esperemos que nadie le venda calle Larios)… (Opinión de Fernando Rivas, director de EL OBSERVADOR)
- 22/05/07 La nueva casa del presidente del PP en Málaga Joaquín Ramírez, donde se ha hecho una obra sin licencia, está construida sobre suelo público
- 18/05/07 El presidente del PP-Málaga Joaquín Ramírez admite que no ha pedido licencia para la obra de su casa porque asegura que no le hace falta, al tratarse según él sólo de una poda de pinos
- 18/05/07 Joaquín Ramírez, senador de ¡ESPAÑA! y eterno aspirante por el justiciero PP a la presidencia de la Diputación de Málaga, hace obras u obritas en su casa nueva de más de cien millones y no pide licencia o licencita a su colegui de Sustorres… y su mujer llama gilipollas a nuestro fotógrafo (Opinión de Fernando Rivas, director de EL OBSERVADOR)
- 18/05/07 La oposición invita a Joaquín Ramírez, presidente del Partido Popular en Málaga, a que justifique las obras sin licencia de su casa
- 15/05/07 El presidente del Partido Popular en Málaga, Joaquín Ramírez, realiza en su vivienda una obra sin ninguna licencia desde hace semanas