Golpe de mano de la portavoz socialista con #alcaldelimpiaMLG, campaña de colaboración ciudadana “para resolver este problema de una vez por todas”

suciedad_malaga121/09/12. Sociedad. Ha conseguido notoriedad en la protesta, ha mostrado la cara sucia de la Málaga de los barrios que el senador-alcalde Francisco de la Torre se empeña en ocultar, ha provocado un debate sobre los deberes de la administración y de los vecinos, ha lanzado el reto de conseguir una ciudad limpia, haciendo ver que es posible “resolver este problema de una vez por todas”, y al mismo tiempo, ha dado un golpe de autoridad justo cuando se ponía en duda la eficacia de su equipo. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com analiza hoy el impacto de la campaña #alcaldelimpiaMLG que puso ayer en marcha la portavoz del PSOE, María Gámez.

“SE han alcanzado más de 20.000 impresiones en Twitter (número de veces que se ha visto), alcanzando a 9.100 usuarios. Se han enviado más de 100 localizaciones distintas las que se han mandado fotografías a través de Twitter, que se pueden ver en http://www.flickr.com/photos/psoemalaga/ y que han obtenido una impresión media de 30 visionados por foto (un total de 3.300 impresiones)”, informaba ayer el grupo municipal socialista a las 14:00 horas para destacar el impacto de la campaña #alcaldelimpiaMLG, que por momentos se convirtió en trend topic (término más utilizado) en esta red social con más de 50 tuits registrados por minuto.

MÁS allá de estas cifras, el efecto de la iniciativa se dejó notar en la reacción de algunos concejales de la corporación recordando el teléfono de recogida 900 900 000, en las respuesta que también ofreció el perfil del Ayuntamiento en el mismo sentido y en toda una larga serie de tuits de numerosos usuarios que dejan aflorar una tarea pendiente y un debate por resolver, el de la suciedad crónica de la ciudad, una falta de limpieza que por costumbre ya se asume como crónica y cuya resolución es uno de los puntos primordiales del programa político de la portavoz del PSOE.

suciedad_malaga1LO que hizo ayer demuestra el aprendizaje de María Gámez. Un detalle: en las pasadas elecciones de 2011, en el debate que mantuvo con Francisco de la Torre y Pedro Moreno Brenes, la candidata socialista mostró al aspirante del PP una fotografía en papel de un rincón de Málaga repleto de basura, culpándole del estado de abandono de los barrios en este sentido. Sin embargo, De la Torre esquivó el ataque preguntando cuándo se había tomado esa imagen, si antes o después de que pasara el camión, y a renglón seguido enumeró todo un rosario de datos de la inversión municipal en limpieza.

AYER no hubo margen para esa reacción. Las imágenes, colgadas en la red hasta superar el centenar, eran actuales, provenían de numerosos rincones de Málaga y hablaban por sí mismas: retrataban una ciudad tal como está: sucia, con vertederos incontrolados, con numerosas calles que no se baldean, sin suficientes papeleras, con una basura que se expande hacia zonas de juego infantil y se deja sentir especialmente en la periferia, en los distritos de rentas más bajas, que sufren una demostrada discriminación. En definitiva, se dibujó un retrato crudo pero fidedigno de una Málaga real alejada de los discursos del club valley y la smart city a los que acostumbra el senador.

“LA suciedad se ha agravado en los últimos años. No sólo es un problema motivado por la falta de recursos económicos sino que principalmente pasa por una falta de compromiso político. Hemos llegado al punto en que la ciudad se divide en dos: calle Larios y el resto de barriadas malagueñas que se mantienen muy sucias, lo que motiva la indignación de residentes y turistas”, recalcó la portavoz socialista. Que fue a más y aseguró que esta será una campaña de “carácter permanente: “Vamos a pedir la colaboración de los ciudadanos, no para que se avergüencen de su ciudad, sino para que a través de sus fotografías se pueda resolver este problema de una vez por todas”.

EL tanto que se apunta Gámez, la visibilidad que adquiere con esta acción y el guiño cómplice a los vecinos -la ciudad puede y debe estar más limpia- llegan además en un momento clave. Apenas unos días atrás, el número dos del grupo socialista, Carlos Hernández Pezzi, había decidido dar un paso atrás en su labor en la oposición para retomar su trabajo en la Diputación provincial, haciendo saltar las alarmas que temen que se repitan las dimisiones y traslados que dinamitaron al principal grupo de la oposición la pasada legislatura.

POR último, sólo cabe recordar la postura oficial de la corporación municipal, expresada en boca de la concejala de Medio Ambiente, Ana Navarro cuando asumió el cargo: “Málaga está limpia. Mi reto es mantener lo que se ha hecho”.