Una sociedad feminista es símbolo de una sociedad igualitaria y evolucionada. No nos olvidemos de todas las mujeres que comenzaron esta reivindicación por la igualdad en el siglo XVIII”

OPINIÓN. Por 
Carmen Segura
Ecologistas en Acción Ciudad de Málaga


08/03/23. Opinión. Carmen Segura, miembro de Ecologistas en Acción Ciudad de Málaga, en su colaboración especial por el 8M Día Internacional de la Mujer, señala que aún queda camino por recorrer para conseguir la igualdad: “Hoy día las mujeres hemos conseguido más derechos, gracias a nuestra abuelas, tatarabuelas. Pero no nos conformemos. Aún hace falta paridad en...

...los trabajos, igualdad en los salarios, romper el techo de cristal, que es de hormigón en algunos sectores. Y, lo que es más importante, acabar con la mal llamada ‘Violencia de Género’, a la que deberíamos acostumbrarnos a llamar, sencillamente, ‘Violencia machista’”.

Nos queremos vivas y dignas

El feminismo ha luchado desde sus comienzos por la igualdad entre hombres y mujeres.


El poder establecido, o “Patriarcado” en nuestras sociedades, ha querido relegar a las mujeres, desde tiempos inmemoriales, al ámbito doméstico, para dedicarse a cuidar de niños, niñas, personas ancianas y del hogar.

Hay mujeres valientes que no han dudado en arriesgar sus vidas por la justicia e igualdad, porque tus hijas puedan acudir a la universidad, porque puedan participar de la política o porque podamos acceder a un trabajo digno. Sin embargo, queda mucho por recorrer.

Para empezar, ¿dónde está el reconocimiento a esas mujeres que han luchado por nuestros derechos como mujeres? Me gustaría ver en mi ciudad monumentos a mujeres, pero me encuentro que en Málaga se invisibiliza a la mitad de los seres humanos.

Hoy día las mujeres hemos conseguido más derechos, gracias a nuestra abuelas, tatarabuelas. Pero no nos conformemos. Aún hace falta paridad en los trabajos, igualdad en los salarios, romper el techo de cristal, que es de hormigón en algunos sectores. Y, lo que es más importante, acabar con la mal llamada “Violencia de Género”, a la que deberíamos acostumbrarnos a llamar, sencillamente, “Violencia machista”.


Seguimos en la lucha. Por la paridad, por la igualdad entre hombres y mujeres ¡Por mantenernos vivas!

Habría que recordar la caza de brujas que se dio desde finales de la Edad Media hasta principios de la Edad Moderna. ¿Qué tiene que ver esto con el movimiento feminista? Estas brujas, no las feas y codiciosas de los cuentos que se lee a la población infantil, eran mujeres libres, dueñas de su cuerpo y que alimentaban el conocimiento. Las mujeres en el amanecer de la humanidad fueron respetadas sanadoras, cazadoras o artistas. Hasta que las religiones irrumpieron en nuestro mundo al servicio del patriarcado. Y cualquiera de ellas que con su sabiduría o su talento hiciera sombra a los hombres debía terminar en la hoguera.

Se llegó al menos a 60.000 ejecuciones, aunque muchas no se registraban.

Hoy las mujeres mueren directamente a manos de sus maltratadores.

Es urgente implantar, social y jurídicamente, una cultura por la justicia y la igualdad entre hombres y mujeres. 

  • Educación en Igualdad de todos los sectores implicados, sobre todo en el profesorado, personal sanitario, judicatura, policía, periodistas…
  • Legislación feminista, que permita justicia e igualdad en todos los rincones de nuestra sociedad
  • Cultura inclusiva, donde podamos acceder y descubrir el mundo a través de ojos de mujeres, y no solo de hombres, como estábamos acostumbradas a observar.

Unos datos referidos a Málaga:

Una sociedad feminista es símbolo de una sociedad igualitaria y evolucionada. No nos olvidemos de todas las mujeres que comenzaron esta reivindicación por la igualdad en el siglo XVIII.

Seguimos.