OPINIÓN. Tribuna Abierta. Por Pablo Muñoz
Vecino afectado por ruidos del restaurante Limonar 40


24/07/14. Opinión. Hoy EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ofrece a sus lectores una carta que hace llegar Pablo Muñoz, uno de los vecinos afectados por el exceso de ruidos que proceden del restaurante Limonar 40. El escrito viene adjunto de una denuncia interpuesta en el Ayuntamiento, en su Área de Medio Ambiente, contra este establecimiento. Esta denuncia entró por registro en diciembre del año pasado, cuando ya había fecha para el juicio que se resolvió el mes pasado y que absolvió a todos los imputados, para desesperación del que remite este artículo de opinión que sigue a continuación.

EN el texto, el vecino dice que se marchará de su casa para hospedarse en el hotel del hermano de la concejala Gemma del Corral, que sí consiguió que cerraran un negocio por exceso de ruido en apenas tres meses. El conflicto entre este vecino y el Limonar 40 se prolonga ya desde hace una década.

No, no hay prevaricación. Seremos buenos vecinos, señoría

ADJUNTO esta denuncia (ver AQUÍ), pues expone contundentemente la indefensión, la impotencia y el estado de perplejidad en el que nos encontramos, después de conocer la sentencia que absuelve a las dos exconcejalas de Medio Ambiente y a los otros tres acusados de la explotación del restaurante Limonar 40 en un juzgado de lo penal de Málaga.

EN breve van a hacer diez años desde que los responsables del Ayuntamiento vienen permitiendo el funcionamiento del ‘restaurante y salón de celebraciones sin música’, el Limonar 40. Sin música, como bien consta en la licencia, porque por su calificación en el Plan General de Ordenación nunca le pueden otorgar licencia para una actividad musical. Al ser arquitecto lo puedo certificar.


ESTA denuncia que les adjunto por actividad musical con ventanas abiertas de 1 a 4 de la madrugada, realizada en diciembre de 2013 (hace menos de un año) es más alarmante, ya que se realiza con la fecha del juicio vía penal ya fijada, con la imputación ratificada dos veces por la Audiencia Provincial a los explotadores de la actividad y a las dos exconcejalas por prevaricación. Esta denuncia denota la insensatez y lo protegidos que se sienten estos empresarios, que con un juicio por lo penal en puertas, fueron capaces de saltarse las normas descaradamente a la torera. ¿Qué no se saltarán una vez absueltos, y se reactiven las fiestas al pasar la crisis?

A esta denuncia todavía no nos ha contestado el departamento del señor concejal de Medio Ambiente, don Raúl Jiménez, concejal con el que nos reunimos personalmente para transmitirle nuestra desesperación. 

ESTA misma concejalía de Medio Ambiente está siendo investigada por la Fiscalía por presunta prevaricación, al haber cerrado, mediante decreto, el establecimiento Príes Disco Lounge. Lo cerró solo en tres meses, transcurridos desde que en el inmueble contiguo abriese un hotelito, del que casualmente es socio un hermano de otra concejala, la señora Gemma del Corral.

EL señor Jiménez, actual concejal de Medio Ambiente, declara (AQUÍ) en alusión al caso de Príes Disco que no ha habido prevaricación ni trato de favor, que un año atrás ya había quejas vecinales. El Ayuntamiento, manda una medición de parte, y al superar escandalosamente en 22 decibelios el límite permitido por normativa emiten cinco días después la orden de cierre cautelar y una apertura de expediente sancionador, que terminará en una multa de entre 12.000  y 30.000 € al ser una falta muy grave (por superar en más de 3 decibelios los permitidos).

DECLARA el señor Jiménez al diario que el protocolo de su área es siempre así de eficaz y son varios los locales cerrados en ese año. Asegura que a la tercera queja de los vecinos afectados mandan una medición acústica.  A nosotros nos mandaron una medición en 2012, ocho años después de venir denunciando, con más de 100 llamadas, denuncias por escrito, conversaciones con esta área y dos pruebas de sonido. Nuestras mediciones superaban no solo los escandalosos 22 decibelios del caso Príes, no: las nuestras superaban los 25 decibelios y los 12,5 decibelios permitidos. Por otra parte se entiende que una boda en un jardín, a 15 metros de un dormitorio, con su apoteosis de viva los novios de 2:00, a 2:30 y posterior recogida de mesas y enseres, siempre va a dar un ruido muy por encima de lo que marque una normativa coherente. Claro, para esta medición, que por fin encargó el Ayuntamiento, metieron a los invitados para partir la tarta, superando la medición solo 5 decibelios, pero considerada también por encima de lo permitido y muy grave.
Pero dónde va a parar una boda en un jardín, tan bonito, hasta las tres de la mañana, cómo encerrar a los invitados. Por Dios, ¡faltaría, en un lugar de tanto postín, ¡Tamos locos!  A ver, ¿a qué sitio han ido ustedes, a una boda de noche en el exterior, con vecinos? A ninguno, porque es una locura.

Cocinas del Limonar 40 vistas desde el dormitorio de nuestra hija

NUESTRA desgracia debe ser que Limonar 40 no pueda tener licencia para música, como si tenía Príes (¡el pobre, funcionando ajustado a licencia! ¡a quién se le ocurre! ¡y sin padrino, ¿a dónde vas, chiquillo?!, ¡te has pasado en decibelios y eso, en un estado de derecho como el nuestro, se paga, pero bien, faltaría!). Limonar 40, sin embargo, no es una discoteca, no le pueden solicitar la documentación del limitador acústico, como a ti, ni exigirles que tenga los medios de aislamiento, control, etcétera que legalmente se establecen para los establecimientos que desarrollan este tipo de actividad, como a ti. Ya que no se puede desarrollar esta actividad, ni se le manda medición, como a ti. Porque, ¿pá qué?, y ¿pá qué le vamos a controlar el horario? Pero claro, le dejamos actuar a sus anchas, porque allí ponen muy bien de comer, y encima celebramos el Festival de Cine de Málaga, con más de mil personas y música en vivo y en lata, que está precioso y, además se celebran numerosos actos políticos, como cuando vino la señora Magdalena Álvarez para inaugurar el AVE, o la visita reciente del señor ministro De Guindos, con lo contentos que se fueron.

BROMAS aparte, el Consistorio pretende legalizar a toda costa una ilegalidad manifiesta que a alguien, presuntamente, beneficiará. Porque el Palacio de Congresos y la finca La Cónsula, ambos de propiedad pública, están muertos de risa.

EN 10 años de continuas denuncias los responsables políticos no pueden alegar ni falta de información, ni problemas de gestión al echarse la responsabilidad entre departamentos. No pueden excusarse en haberle impuesto 3 ridículas multas, de 6.000, 3000 y 150€ (a Príes le han puesto de sopetón un mínimo de 12.000 hasta 30.000). Ridículas multas, las del Limonar, si las comparas con el beneficio de cualquier evento de los que allí se realizan, o si las comparas con lo que abonaba el propio Ayuntamiento por las celebraciones multitudinarias que  el mismo celebra. Esas son sanciones eficazmente coercitivas si se las impones a un quiosco, no a un restaurante de esta magnitud. Si lo único que haces es esto, estas permitiendo la actividad solapadamente, para guardarte las espaldas y seguir consintiéndola, y poder seguir celebrando allí tus fiestas políticas, enquistando la ilegalidad. Por otro lado, si los empresarios tuvieran sensatez, ya que el Ayuntamiento les está presuntamente cubriendo las espaldas, para desarrollar esta actividad ilegal, pues se podría haber llegado a algún acuerdo. Pero la denuncia aportada es reflejo de su tranquilidad. Aquí hacemos lo que nos salga de los cogollos, y cerramos a la hora que queramos. ¡Vivan los novios!

NOSOTROS no hemos determinado quienes son los responsables de este despropósito del Consistorio. Las responsables han sido señaladas por el juzgado de instrucción. Señaladas con acierto, entiendo, al ser los responsables políticos directos del tema. Por eso cobran y para eso están, para hacerse responsables de lo que ocurre en este campo en el que se suponen expertas.

LA imputación de ambas concejalas ha sido además ratificada dos veces por la Audiencia Provincial, tras 6 largos años de instrucción de la causa. Ahora la misma Justicia nos dice que no está claro el responsable.

NO, no hay prevaricación señoría, seremos buenos vecinos, dejaremos nuestra casa en la que nací hace 43 años, haremos las maletas y nos hospedaremos en el hotel del hermano de la concejala, que allí, le aseguro, podremos descansar.

APUNTAR que no nos han dejado otra vía que la penal, pues yo estuve ocho meses de baja laboral durmiendo en el salón de mi casa con un diagnóstico por un psiquiatra bastante acreditado (director del centro San Juan de Dios) que me diagnosticó un episodio depresivo grave por dificultad para conciliar el sueño, debido a dos factores: sobrecarga en la actividad laboral y ruidos de un local próximo, como ratifica el médico forense.

CON estas líneas se puede entender la situación de impunidad de la que gozan nuestros vecinos. No por ello es mi deseo que estas personas entren en la cárcel, y menos las señoras concejalas, que las considero victimas del sistema. Pero sí esperaba que la Justicia le diera el tirón de orejas, que a mi juicio se merecen, ya que este caso huele que apesta, y si los ciudadanos tampoco podemos confiar en la Justicia, ¿que nos queda? ¿Qué hago yo ante el próximo abuso amparado por el Ayuntamiento, como en la denuncia adjunta? ¿Iniciar otro proceso? ¿Confiar en que, en el mejor de los casos, dentro de 10 años la Justicia hará algo?

RECORDAR, por último, que como por fin ya está claro quien el responsable de cerrar los locales que no se adecuan a normativa o producen un perjuicio medioambiental, quería informar al señor Raúl Jiménez que en el caso de este local ni se adecua, ni cumple, ni horarios, ni ná, de ná. Califíqueme usted este atropello señor Jiménez: ¿grave, muy grave, de locura, escandaloso…? Pues ya queda enterado el señor Jiménez. De todas formas le enviaré este escrito a su correo, lo visitaré y le moveré contundentemente el hombro. ¡A ver si este señor tampoco se entera y dentro de otros diez años nadie es el responsable!

PUEDE ver aquí otras noticias relacionadas con esta información:
- 23/07/14 Vecinos del restaurante Limonar 40, desesperados. “Al final los que nos vamos a tener que ir somos nosotros”. Llevan más de una década luchando contra el negocio por exceso de ruidos. Una sentencia reciente les quita la razón
- 15/05/14 El ruido un problema según quién sea el vecino que lo sufra. El alcalde dice que el cierre ‘exprés’ del local de Príes que molestaba al hermano de una concejala estará bien, pero en ‘Limonar 40’, en Teatinos o en el restaurante ‘Montana’ no hace nada
- 08/05/14
Juicio por prevaricación contra dos exconcejalas (PP) del Ayuntamiento por permitir desde 2008 la ruidosa actividad de ‘Limonar 40’. Los vecinos agraviados: otro bar molestaba a un hotel del hermano de una edil y lo cerraron en semanas
- 26/11/13
El Ayuntamiento de Málaga cierra en menos de tres meses porque le molestaban sus ruidos el bar contiguo al hotel del hermano de la concejala del distrito Centro, Gemma del Corral
- 04/12/13Vecinos de la Victoria, en el distrito Centro de la concejala Gemma del Corral, denuncian que el restaurante Montana incumple el horario legal y perturba su sueño con ruidos
- 27/10/11 El fiscal imputa también al jefe de servicio del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga por desatender las denuncias vecinales contra el ruido del restaurante Limonar 40
- 14/09/11 Asociaciones de vecinos de Cortijo de Torres, El Duende y El Copo también llevarán al Ayuntamiento de Málaga a los tribunales como medida extrema por su dejadez ante el ruido y el botellón
- 14/09/11 Asociaciones de vecinos de Cortijo de Torres, El Duende y El Copo también llevarán al Ayuntamiento de Málaga a los tribunales como medida extrema por su dejadez ante el ruido y el botellón
- 28/06/11 Las exconcejalas de Medio Ambiente de Málaga Patricia Marín y Araceli González, imputadas penalmente por hacer caso omiso de las denuncias vecinales contra el ruido del restaurante Limonar 40
- 03/05/10 La primera dama de Málaga, bien arropada y muy benéfica en el restaurante Limonar 40
- 15/07/08 Querella criminal contra el restaurante Limonar 40 y el Ayuntamiento de Málaga por tres años de pesadillas e insomnio a causa del ruido
- 27/06/08 Una nueva ordenanza contra el ruido mucho más restrictiva espera en algún cajón del Ayuntamiento de Málaga a que la pongan en práctica