Los arrendatarios de Rosal Blanco nº 6 han denunciado el caso reiteradas veces y temen que el edificio se les caiga encima

rosal_blanco_madre_alcalde15/05/07 MÁLAGA. El expediente RU 99/78 de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) al que ha tenido acceso
EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com obligaba en octubre de 2002 a María Victoria Prados, madre del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados, y propietaria del inmueble sito en calle Rosal Blanco nº 6 a realizar en el plazo de dos meses unas obras

Los arrendatarios de Rosal Blanco nº 6 han denunciado el caso reiteradas veces y temen que el edificio se les caiga encima

rosal_blanco_madre_alcalde15/05/07 MÁLAGA. El expediente RU 99/78 de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) al que ha tenido acceso
EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com obligaba en octubre de 2002 a María Victoria Prados, madre del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados, y propietaria del inmueble sito en calle Rosal Blanco nº 6 a realizar en el plazo de dos meses unas obras para “la consolidación de la pared medianera con el solar colindante y protección exterior contra la intemperie y al refuerzo del forjado del aseo con planta alta”. Se le advertía a la propietaria que en caso de incumplimiento de esta resolución se le incoaría un expediente sancionador. Sin embargo, no se ha realizado ninguna clase de arreglo. La casa se encuentra en estado de absoluto abandono y las inquilinas que quedan, una anciana de 66 años y una madre con dos hijos pequeños, soportan la convivencia con algunos toxicómanos que han accedido a una parte del inmueble. Llevan cerca de una década quejándose sin ver resultados.

LA de la casa número 6 de la calle Rosal Blanco, en Málaga, es una historia de degradación que tiene de protagonistas a familias sin recursos como inquilinos, a María Victoria Prados, madre del alcalde de Málaga, en el papel de propietaria y a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento como espectadora de un abandono inmisericorde.

 HACE cinco años, en 2002, la GMU después de las reiteradas denuncias de los inquilinos realizó una inspección del edificio tras la que dictó una resolución (expediente RU 99/78) en la que ordenaba a la madre del primer edil de Málaga, Francisco de la Torre, a que en el plazo de dos meses y bajo apercibimiento de sanción debía realizar unas obras que asegurasen el buen estado del inmueble. En concreto “la consolidación de la pared medianera con el solar colindante y protección exterior contra la intemperie y al refuerzo del forjado del aseo con planta alta”.

COMO nada se hizo, en marzo de 2003 una de las arrendatarias, Manuela Rivera, denunció ante la compañía Sevillana Electricidad “el grave deterioro de la instalación eléctrica del inmueble”. En el escrito aseguraba: “Cada vez que llueve salen chispas y se corta la luz, estando en constante temor de que se produzca un incendio”.

COMO nada se hizo, en agosto de 2004 la misma inquilina levantó un atestado (nº  2773/2004) en la Oficina Centro de la Policía Local en la que consta cómo se le comunicó a la madre del alcalde que el edificio presentaba “desperfectos con riesgo para las personas que allí habitaban, tales como: el cableado de los contadores está bastante deteriorado y cada vez que llueve les cae el agua de la lluvia directamente del techo; la pared del inmueble que colinda con una obra próxima presenta una grieta vertical a todo lo largo de la misma; los sanitarios presentan grietas con peligro de derrumbamiento filtrándose el agua de las lluvias”.

SIGUE el atestado policial explicando que se informó de rosal_blancoestos hechos a la propietaria pero que esta hizo “caso omiso”, y cómo, tras la denuncia en la GMU y la visita de los inspectores municipales, estos informaron a la propietaria “de la obligación de reparar los desperfectos” anualmente, así como “el saneamiento y pintada de las fachadas y zonas comunes”. Finalmente, la compareciente deja por escrito “que a día de hoy -(agosto 2004)- no se ha efectuado arreglo alguno en la vivienda viéndose en la obligación de abandonar la vivienda por motivos de seguridad”.

ACTUALMENTE la situación de la casa ha empeorado si cabe aún más. Las imágenes que ilustran esta información hablan por sí mismas: la casa es insalubre e insegura, un lugar inhóspito y degradado. No se han llevado a cabo ninguna de las reparaciones requeridas pese a las resoluciones municipales. En Rosal Blanco nº 6 vive una madre con dos hijos pequeños desde hace 33 años y una anciana de 66 años que nació en este mismo lugar. Junto a ellas, en un espacio de 130 metros compartimentado en varias estancias, se han aposentado en una de las zonas un grupo de 3 o 4 toxicómanos. “Vivo con miedo -asegura la madre con su hijo al brazo-, si la casa no se cae por su propio peso temo que se incendie con los ‘enganchados’. Y claro, yo a los niños no los quiero ni puedo dejar solos aquí”. El caso ya se ha puesto en conocimiento de la oficina del Defensor del Ciudadano. “Espero que alguien nos ayude”, afirma esta madre en paro.

PERO los problemas del edificio numero 6 de Rosal Blanco rosal_blanco1comienzan antes. La casa fue adquirida por María Victoria Prados en herencia en 1971, tal y como consta en el Registro de la Propiedad nº 9 de Málaga (finca nº 1736/RR). En 1998 un incendio destruyó los números 8 y 10 de la misma calle anexas al inmueble, afectando a 16 familias que vivían en las casas quemadas, las cuales se encontraban también degradadas y apuntaladas. Izquierda Unida ya denunció entonces las carencias que había en Servicios Sociales, pues no había ninguna clase de hospedaje de emergencia para atender a los necesitados.

Y fueron precisamente las obras de desescombro y derrumbe en el solar anexo las que afectaron al edifico nº 6. Las reiteradas quejas de los inquilinos comenzaron entonces y dieron lugar a tres comunicaciones de la GMU a la propietaria en 2000 (marzo, mayo y agosto) para que sustituyese entre otras cosas “las vigas de la cubierta que presentan inicio de pudrición”. Tras tres años de denuncias finalmente se produjeron las esperadas reformas que se limitaron, recuerdan los inquilinos, a cambiar una parte del suelo y arreglar unas escaleras rotas, “porque lo del techo no se arregló”, recuerda la anciana que aún sobrevive a duras penas en el inmueble.

VEA una GALERÍA DE IMÁGENES del estado en que mantiene la vivienda de su propiedad la madre del alcalde

PUEDE acceder a otra información sobre una propiedad de la madre del alcalde de Málaga:
- 20/10/06 El Ayuntamiento de Málaga expropió en 2003 un ruinoso corralón a la madre del alcalde y le evitó así los gastos de rehabilitación necesarios

PUEDE
acceder aquí a otras noticias relacionadas con el mobbing inmobiliario:
- 11/05/07 Francisco de la Torre hace el ridículo en televisión: vea hoy en Caiga quien Caiga la cara que se le queda al alcalde de Málaga cuando se le pregunta sobre bichos y espantaviejas
- 27/02/07 El programa ‘Espejo Público’ de Antena 3 se acerca esta semana al fenómeno de la violencia inmobiliaria y retrata casos de Málaga
- 23/01/07 EL OBSERVADOR y el Colegio de Arquitectos reparten más de 250 ejemplares de ‘El cielo está enladrillado’ entre los vecinos de Málaga
- 18/01/07
El Defensor del Ciudadano reparte ‘El cielo está enladrillado’ entre las federaciones de vecinos de Málaga para combatir el acoso inmobiliario
- Número 49 de
EL OBSERVADOR: Especulación y supervivencia
- 26/09/06
EL OBSERVADOR presenta el jueves 28 en Fnac junto al ecologista y técnico de Urbanismo de Marbella Javier de Luis El cielo está enladrillado
- 25/07/06 Hasta el 10 de agosto se puede solicitar El cielo está enladrillado, una guía gratuita contra el acoso inmobiliario que EL OBSERVADOR reparte a los 100 primeros lectores que nos escriban
- 19/07/06
EL OBSERVADOR pone a disposición de los vecinos de Málaga El cielo está enladrillado, una guía gratuita contra el acoso inmobiliario
- 13/07/06 EL OBSERVADOR y el Colegio de Arquitectos de Málaga presentan hoy ‘El cielo está enladrillado’
- 04/05/06.
La editorial Bellaterra presenta mañana en Barcelona una guía para los inquilinos de renta antigua que sufren el acoso, las amenazas y los intentos de soborno de las inmobiliarias 

PUEDE acceder a la versión en pdf de El cielo está enladrillado. Entre el mobbing y la violencia urbanística en esta dirección: http://www.airon60.com/Images/Informes/mobbing%20INTRO.pdf